Hoy, 30 de marzo, Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, celebramos la larga lucha del movimiento de trabajadoras para lograr el reconocimiento pleno de sus derechos y la dignificación de sus condiciones de trabajo. Sin embargo, este 30 de marzo de 2020 encuentra a muchas trabajadoras del hogar en el país en un estado de alta vulnerabilidad.

Frente a la amenaza del COVID-19, las trabajadoras se enfrentan a diversos riesgos diariamente: intoxicaciones por el uso de químicos fuertes para desinfectar los hogares; alta exposición a contagios en el transporte público al trasladarse a sus trabajos o por el cuidado a personas enfermas. Por si eso fuera poco, se han incrementado los “descansos” o los “luego te llamo”, lo que equivale a ser despedidas injustificadamente y/o perder sus medios de sustento diarios. Es importante tomar en cuenta que 1 de cada 3 trabajadoras es jefa de familia, y 50.7% de sus hogares se encuentran en situación de pobreza moderada o extrema.


Ante la falta de seguridad social y de apoyo económico que sustituya el ingreso, las trabajadoras del hogar son uno de los grupos de mayor vulnerabilidad ante la pandemia. Por eso las organizaciones aliadas por los derechos de las trabajadoras del hogar (SINACTRAHO, CACEH, Hogar Justo Hogar, Nosotrxs, Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir y varias más) hacemos público el comunicado en el que se exhorta al Gobierno y a las personas empleadoras a actuar de forma solidaria con las trabajadoras del hogar. Por un lado, se exige al gobierno federal y a los gobiernos estatales destinar recursos económicos en apoyo a trabajadoras del hogar que viven en situación de pobreza. Y, por otro lado, se  hace un llamado a las personas empleadoras a mantener el salario de las trabajadoras del hogar pese a que no estén laborando y asegurarse de inscribirlas en el Programa Piloto del IMSS para garantizar su acceso a la seguridad social. 


Este 30 de marzo, #CuidaAQuienTeCuida #ContagiemosSolidaridad
Lea el comunicado aquí.