Esta sección de la página web proporciona información a los usuarios interesados en estadísticas sobre el empleo informal, a fin de maximizar el uso de los datos disponibles y empezar discusiones con los productores de estas estadísticas para satisfacer mejor sus necesidades en materia de datos. El diálogo y la colaboración entre los estadísticos y los usuarios de las estadísticas es esencial para la producción de datos oportunos que sirvan de base para políticas.

Conceptos básicos y definiciones

En 1993, la 15.a Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo (CIET) adoptó una Resolución que contenía una definición estadística internacional del sector informal que luego fue incluida en la versión revisada del Sistema de Cuentas Nacionales de las Naciones Unidas (SNC 1993). Esta definición se basaba en las características de las unidades de producción (empresas) en las que las actividades se realizaban, más que en las personas o los trabajos. El objetivo de una definición basada en empresas era posibilitar la identificación separada de la contribución del sector informal al producto interno bruto en las cuentas nacionales.

El sector informal captura un tipo de actividad en el empleo informal: el trabajo que se realiza en empresas sin personalidad jurídica que no están registradas o que son pequeñas. Sin embargo, hay otros tipos de empleo informal fuera de las empresas informales: por ejemplo, las personas que trabajan en empresas formales y no están cubiertas por la protección social a través de su empleo, así como las trabajadoras del hogar, los jornaleros ocasionales y los trabajadores familiares auxiliares quienes tampoco tienen cobertura de protección social a través de su empleo.

A mediados de la década de 1990, la Oficina Internacional del Trabajo (OIT), el Grupo de Expertos sobre Estadísticas del Sector Informal (conocido como el Grupo de Delhi) y la red de WIEGO empezaron de manera conjunta a ampliar el concepto y la definición para incorporar ciertos tipos de empleo informal que no habían sido incluidos en la definición anterior. En 2003, la CIET aprobó una definición estadística internacional que incluía el empleo asalariado informal fuera de las empresas informales. El concepto más amplio se conoce como empleo informal. (Para mayor información, vea la sección “El sector informal y el empleo informal” en la publicación de Naciones Unidas, La mujer en el mundo, 2010. Tendencias y estadísticas) .

En esta definición de empleo informal los trabajadores están clasificados de acuerdo a su situación en el empleo. Las cinco categorías de situación en el empleo de la Clasificación Internacional de la Situación en el Empleo (CISE) son empleadores, empleados, trabajadores por cuenta propia, trabajadores familiares auxiliares y miembros de cooperativas de productores. Las dimensiones claves subyacentes a esta clasificación son 1) el riesgo económico involucrado en el trabajo y 2) el tipo de autoridad sobre los establecimientos y los demás trabajadores. Estas dimensiones son aspectos básicos de la estructura y de los arreglos del mercado laboral, y son importantes para distinguir al empleo formal e informal, y al empleo informal tanto dentro como fuera del sector informal. (Para mayor información, vea la parte sobre “Situación en el empleo” en la publicación de Naciones Unidas, La mujer en el mundo, 2010. Tendencias y estadísticas.)

Para resumir, las categorías de la situación en el empleo que constituyen el empleo informal incluyen tanto a aquellos empleados dentro del sector informal como aquellos con un empleo informal fuera del sector informal, de la manera siguiente:

Personas empleadas dentro del sector informal (incluyendo los casos, poco comunes, de personas que tienen un empleo formal en el sector informal):

  • trabajadores por cuenta propia (autónomos) en su propia empresa informal
  • empleadores en empresas informales
  • empleados en empresas informales
  • trabajadores familiares auxiliares que trabajan en empresas informales
  • miembros de cooperativas informales de productores

Personas con un empleo informal fuera del sector informal, específicamente:

  • empleados en empresas formales no cubiertos por la legislación laboral nacional, la protección social o sin derecho a ciertos beneficios de empleo tales como vacaciones anuales pagadas o licencia por enfermedad
  • trabajadoras del hogar remuneradas, no cubiertos por la legislación laboral nacional, la protección social o sin derecho a ciertos beneficios de empleo tales como vacaciones anuales pagadas o licencia por enfermedad
  • trabajadores familiares auxiliares que trabajan en empresas formales

Los países desarrollados

El concepto del empleo informal ha sido aplicado ampliamente en los países en desarrollo, donde el empleo informal representa una gran parte del empleo. Se reconoce cada vez más la necesidad de también aplicar este concepto a los países desarrollados, en la medida que la producción y el empleo se están reorganizando en unidades más descentralizadas, flexibles y especializadas. Sin embargo, se usan varios conceptos o definiciones en los países desarrollados para referirse a los trabajadores cuyos arreglos laborales se apartan de la supuesta norma “estándar”:

  1. aquellos cuyo empleo está arreglado por un intermediario de empleo: trabajadores eventuales contratados a través de agencias y trabajadores subcontratados
  2. aquellos cuyo empleo no es de tiempo completo: trabajadores a tiempo parcial
  3. aquellos cuyo empleo no es a largo plazo: trabajadores contingentes
  4. aquellos cuyo empleo no es protegido: trabajadores precarios

El concepto o término más común es trabajador “atípico”. El término trabajo “atípico”, como suele usarse generalmente, incluye a) al empleo asalariado para empresas formales sin contrato o por un plazo explícitamente corto, o con un contrato inseguro y/o sin beneficios laborales o protección social para empresas formales; y b) al empleo independiente sin empleados. Las categorías comunes de trabajo asalariado atípico son el trabajo temporal, el trabajo a plazo fijo y el trabajo a tiempo parcial. Cada vez con mayor frecuencia se incluye también al trabajo subcontratado interempresarial en el sector de los servicios (como servicios de limpieza y atención a domicilio).

En consulta con la OIT, WIEGO puso en marcha actividades para impulsar el debate y la investigación acerca de la definición y la medición del empleo informal en los países desarrollados en una reunión en la Universidad de Harvard en octubre de 2008. El documento principal para esta reunión, realizado por Françoise Carré y James Heintz, ha sido revisado con base en estas discusiones y fue publicado en 2013 como el Documento de trabajo de WIEGO No. 26 (en inglés), titulado Toward a Common Framework for Informal Employment across Developed and Developing Countries.

Contribución al PIB

Contadores nacionales y estadísticos del trabajo están colaborando en el uso de los datos sobre el sector informal y el empleo informal en los sistemas de cuentas nacionales (SNC). El Sistema de Cuentas Nacionales de 1993 subrayó la importancia para los países en desarrollo de distinguir entre los sectores formales e informales de la economía para mostrar las fuentes de crecimiento del PIB y la susceptibilidad relativa del sector informal a varias políticas económicas. El Sistema de Cuentas Nacionales de 2008 además hace hincapié en la importancia de recolectar datos sobre el sector informal y el empleo informal al dedicar el capítulo 25 al tema “Aspectos informales de la economía”. Vea Sistema de Cuentas Nacionales.

Los contadores nacionales y estadísticos del trabajo han también trabajado para disipar la percepción –atribuida generalmente a los países desarrollados o en transición– de que el sector informal equivale a producción ilegal u oculta y/o clandestina. Cualquier tipo de unidad de producción (una empresa del sector formal, una empresa del sector informal o un hogar) puede dedicarse a cualquier tipo de actividad (legal, no clandestina; legal clandestina; o ilegal). No obstante, en los países en desarrollo o en transición la mayoría de las actividades en el sector informal no son clandestinas ni ilegales; más bien representan una estrategia de supervivencia para las personas y los hogares que las llevan a cabo, y, por tanto, pueden incluirse en las encuestas sobre el sector informal.

Guía técnica sobre la recolección de datos y la tabulación

La OIT, en colaboración con un equipo internacional de estadísticos, preparó Measuring Informality: A Statistical Manual on the Informal Sector and Informal Employment [Medición de la informalidad: un manual de estadística sobre el sector y el empleo informales]. Este manual es una guía técnica y operacional para los estadísticos nacionales interesados en el desarrollo de datos sobre el empleo y la producción en el sector informal y sobre el empleo informal fuera del sector informal. Ofrece orientación práctica sobre cuestiones técnicas relacionadas al desarrollo y la administración de encuestas; sobre la tabulación y la divulgación de las estadísticas resultantes; y sobre el uso de estas estadísticas en la preparación de cuentas nacionales. El manual también ayuda a los usuarios a comprender mejor los conceptos subyacentes a los datos, así como las limitaciones que enfrentan los estadísticos a la hora de suministrar datos que satisfagan sus necesidades.

El anexo estadístico de una publicación de la OIT sobre Moldavia provee un buen ejemplo de las detalladas tabulaciones que se podrían preparar en relación a los datos sobre el empleo informal y el empleo en el sector informal.

WIEGO ha preparado guías para mejorar la identificación de las categorías de los trabajadores en la economía –particularmente de las trabajadoras del hogar, los trabajadores a domicilio, los vendedores ambulantes y los recicladores– en los cuestionarios de encuestas y los planes de tabulaciones. Actualmente las primeras dos están disponibles sólo en inglés:

Indicadores del mercado laboral

Los economistas laborales a menudo se centran exclusivamente en la oferta y demanda del trabajo asalariado. Ignoran al empleo por cuenta propia y asumen que aquellos que quieren trabajar y no encuentran trabajo en la economía formal son absorbidos fácilmente por la economía informal. WIEGO propone un enfoque nuevo y más amplio de la fuerza laboral para reflejar mejor la realidad actual. En el modelo del marco de WIEGO se divide a la fuerza laboral en formal e informal. Cada una de éstas está subdividida en las categorías de situación en el empleo. En lugar de usar los indicadores tradicionales de empleo asalariado, empleo asalariado no agrícola y desempleo, este modelo enmarca la estructura del mercado laboral mediante una clasificación cruzada del empleo formal y/o informal y la situación en el empleo. Por ejemplo, WIEGO y la OIT han recomendado un indicador de fondo, Género y la estructura del empleo, para monitorear el Objetivo de Desarrollo del Milenio 3 sobre la promoción de la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres. El indicador está basado en un clasificación cruzada del empleo formal y/o informal, agrícola y no agrícola, y la situación en el empleo para las mujeres y los hombres.