El desarrollo de conceptos y definiciones

En la Conferencia Internacional del Trabajo de 1991, el sector informal fue un tema para el debate tripartito. Esta fue la primera vez que el sector informal fue resaltado como un tema importante en la agenda de la conferencia internacional. En 1992, la Oficina de estadística de la OIT preparó un informe llamado “Statistics on Employment in the Informal Sector” (Estadísticas sobre el empleo en el sector informal) como base para la discusión en la Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo (CIET) el año siguiente. La CIET de 1993 adoptó una definición estadística internacional del “sector informal” que, posteriormente, fue incluida en el Sistema de Cuentas Nacionales revisado (1993 SNA), utilizado a nivel internacional. A fin de encajar en el marco del Sistema de Cuentas Nacionales y proveer una contabilidad separada del Producto Interno Bruto (PIB) en el sector informal, la definición se basó en las características de las unidades de producción o empresas en lugar de centrarse en las relaciones de empleo (Vea la Resolución sobre las estadísticas del empleo en el sector informal).

La CIET también reconoció que una definición basada en las empresas no capturaría todas las dimensiones del empleo informal. La conferencia recomendó que se llevara a cabo más trabajo sobre las dimensiones de la informalidad basadas en el empleo. A mediados de la década de 1990, la OIT, el Grupo Internacional de Expertos sobre Estadísticas del Sector Informal (llamado Grupo de Delhi) y la red de WIEGO empezaron a expandir el concepto y la definición para incorporar ciertos tipos de empleo informal que no han sido incluidos en la definición anterior. En 2003, la CIET adoptó directrices internacionales sobre una definición estadística que incluyera al empleo asalariado informal fuera de las empresas en la economía informal. El concepto amplificado se refiere al “empleo informal”. (Vea las Directrices sobre una definición estadística de empleo informal).

Para continuar el trabajo sobre estadísticas del sector informal y el empleo informal, un grupo internacional de expertos en estadísticas del sector informal fue formado en 1997 por la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas. Como el sistema de estadísticas de la India era el anfitrión de este grupo, se le llamó Grupo de Delhi. Los coordinadores del Grupo de Delhi invitaron tanto a estadísticos como a grupos usuarios como WIEGO y SEWA a participar en sus reuniones del grupo de expertos. Las reuniones del Grupo de Delhi proveen un foro para intercambiar experiencias en la medición del sector informal y el empleo informal, documentar prácticas de recolección de datos, incluyendo definiciones y metodologías de encuestas, así como medidas recomendadas para mejorar la calidad y comparabilidad de las estadísticas del sector informal. El Grupo de Delhi, el Departamento de Estadística de la OIT y WIEGO colaboraron en la preparación de La medición de la informalidad: Manual estadístico sobre el sector informal y el empleo informal. El manual ofrece una guía práctica en cada etapa del proceso de encuesta, desde el diseño hasta la conducción de la encuesta, la tabulación y diseminación de los datos. El último capítulo trata sobre el uso de los datos en el sector informal y el empleo informal en las estadísticas de las cuentas nacionales.

En 2003, la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas hizo un llamado para la actualización del Sistema de Cuentas Nacionales de 1993 para abordar los nuevos desarrollos en la economía, avances en métodos, las nuevas necesidades de los usuarios, incluyendo la economía informal. El Volumen 2 del Sistema de Cuentas Nacionales de 2008 contiene por primera vez un capítulo titulado “aspectos informales de la economía”. Este capítulo argumenta que las estadísticas sobre el sector informal tienen un importante papel en la preparación de las cuentas nacionales de un país. Datos directos de las encuestas sobre el sector informal ofrecen una base mejorada para estimar las partes relevantes del sector de hogares y una medida más exhaustiva del Producto Interno Bruto (PIB) que los estimados indirectos que eran utilizados. Este capítulo representa un importante paso adelante hacia la preparación de los estimados de la contribución del sector informal al PIB y también para la preparación de cuentas satélite sobre la contribución del empleo informal en el PIB. Estos estimados han sido implementados en México como parte de la preparación de las cuentas nacionales de ese país. En julio de 2014, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) puso a disposición las primeras estimaciones sobre la economía informal en el PIB de México para los años 2003-2012. Éstas muestran la contribución tanto del sector informal como del empleo informal al PIB del país. Lea más.

Papel de los promotores/usuarios de las estadísticas

A mediados de la década de 1990, activistas de los trabajadores en la economía informal comenzaron a colaborar con investigadores y estadísticos para mejorar las estadísticas sobre la economía informal. Al hacer incidencia para lograr políticas apropiadas en apoyo a los trabajadores de la economía informal, los activistas encontraron que necesitaban estadísticas para resaltar la cantidad e importancia de los trabajadores en la economía informal en general y sobre categorías específicas de trabajadores en la economía informal. Estos esfuerzos fueron también importantes para los estadísticos quienes necesitaban una demanda fuerte de estadísticas nuevas para justificar su desarrollo.

En 1995, la Asociación de Mujeres Autoempleadas (SEWA, por su sigla en inglés) de la India y una alianza internacional de trabajadores a domicilio (llamada HomeNet) necesitaban estadísticas sobre el trabajo a domicilio en el mundo para sus esfuerzos de cabildeo para el Convenio internacional sobre trabajo a domicilio. Los investigadores, a quienes se les pidió recopilar estadísticas sobre el trabajo a domicilio, encontraron que sólo siete países (Marruecos, Japón, y cinco países en Europa) tenían la categoría trabajador a domicilio en sus estadísticas de fuerza laboral oficiales (Chen, Sebstad, and O’Connell 1999). Puesto que existía tan poca información disponible, los investigadores compilaron y analizaron los datos disponibles de estudios ad hoc de todo el mundo. Las estadísticas que recopilaron ayudaron a convencer a delegaciones en la Conferencia Internacional del Trabajo que los trabajadores a domicilio eran una parte importante de la fuerza laboral, especialmente en industrias de exportación claves. El Convenio sobre el trabajo a domicilio fue adoptado en 1996.

Reconociendo la importancia de la acción conjunta de los activistas, los profesionales del desarrollo, y estadísticos, representantes de SEWA y HomeNet se unieron a otros expertos sobre la economía informal para formar una red global llamada Mujeres en Empleo Informal: Globalizando y Organizando (WIEGO, por su sigla en inglés) en 1997. Uno de los cinco programas temáticos se centra en el desarrollo de estadísticas sobre la economía informal como parte de las estadísticas oficiales, y hacer disponibles estas estadísticas a un amplio grupo de usuarios. Al implementar estos objetivos, las estadísticas y los investigadores en la red de WIEGO trabajan de manera cercana con la Organización Internacional del Trabajo, la División de Estadística de las Naciones Unidas, el Grupo de Delhi y otras organizaciones internacionales y nacionales relevantes.

En 1997, SEWA comenzó un proyecto de investigación conjunta sobre la economía informal en la India con el Consejo Nacional de Investigación Económica Aplicada (NCAER, por su sigla en inglés) y el Gujarat Institute of Development Research (GIDR, por su sigla en inglés). Este proyecto incluyó un estudio sobre el tamaño y la contribución de la economía informal en la ciudad de Ahmedabad que comparaba los datos oficiales con los resultados de una encuesta por muestreo especial. Este estudio demostró lo deseable y factible de poder capturar mejor a la economía informal en encuestas por muestreo. Posteriormente, la National Sample Survey Organisation (NSSO, por su sigla en inglés) del Gobierno de la India comisionó al investigador principal del estudio en Ahmedabad para que le ayudara al NSSO a diseñar módulos especiales para medir la economía informal rural y urbana. Estos módulos fueron administrados en la ronda de 1999-2000 de la Encuesta por Muestreo Nacional. Para ver un resumen, vea el capítulo 3 (p. 33) de la primera edición de Women and Men in the Informal Economy: A Statistical Picture.

Aumentando en número de países con datos sobre el empleo informal

Durante la década de 1990, además de la India otros países pusieron en marcha iniciativas para recolectar datos sobre el sector informal y el empleo informal. Por ejemplo, Brasil, Malí, México, Sudáfrica, Tanzania, y Turquía desarrollaron encuestas para medir la economía informal. En el caso de Sudáfrica, el esfuerzo para medir mejor la economía informal fue parte de un esfuerzo más grande para desarrollar un sistema estadístico nacional post-apartheid. Para México, el esfuerzo para medir mejor la economía informal formaba parte de un esfuerzo mayor para monitorear el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el proceso de privatización de la economía que se estaba llevando a cabo. Para encontrar resúmenes de los hallazgos de estos esfuerzos, vea el capítulo 3 (p. 33) de la primera edición de Women and Men in the Informal Economy: A Statistical Picture.

Al proveer de asistencia técnica y capacitación a los países, el Departamento de Estadísticas de la OIT en cooperación con las oficinas exteriores de la OIT a través de los años ha contribuido a aumentar el número de países que recopilan y diseminan regularmente datos sobre el empleo en el sector informal y sobre el empleo informal. Otra iniciativa, liderada por el Institute for Research and Development (IRD, por su sigla en francés) de Francia, aumentó el número de países recopilando datos sobre el sector informal –especialmente en África occidental (vea el Documento de trabajo de WIEGO No. 9). Además, dos proyectos –Cooperación interregional sobre la medición del sector informal y el empleo informal, que fue coordinado por la Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico (CESPAP) de las Naciones Unidas, y un proyecto del Banco Asiático de Desarrollo (ADB, por su sigla en inglés)– han emprendido la tarea de mejorar los datos existentes, especialmente en Asia. Los países en donde se llevaron a cabo encuestas bajo el proyecto coordinado por la CESPAP para mejorar los datos existentes fueron: Mongolia, Sri Lanka, St. Lucia, Cisjordania y Gaza; en el proyecto del Banco Asiático de Desarrollo, los países fueron Armenia, Bangladesh y dos provincias de Indonesia.

Más aún, un Proyecto sobre Empleo informal, pobreza y crecimiento en India y China, que WIEGO ayudó a iniciar, contribuyó a la recolección de datos sobre el empleo informal y empleo en el sector informal a partir de las Encuestas de Fuerza Laboral Urbana de China (CULS, por su sigla en inglés), que se llevó a cabo en seis ciudades de China. La encuesta estuvo dirigida por la Academia China de Ciencias Sociales la cual trabajó de cerca con las oficinas locales de la Oficina Nacional de Estadísticas de China, y fue coordinada por un comité consultivo internacional con miembros de la OIT, el Banco Mundial y WIEGO.

Publicaciones y una base de datos

Un mayor número de países recolectando datos sobre el empleo informal y el empleo en el sector informal, así como las mejorías en la calidad de estos datos, han hecho posibles nuevos esfuerzos en el análisis y la diseminación de los datos.

Women and Men in the Informal Economy: A Statistical Picture (1.ª ed.). Esta publicación conjunta de la OIT y WIEGO ofrece la primera imagen estadística de la economía mundial en el mundo usando los datos disponibles. En ese entonces, los datos los datos nacionales eran tan limitados que las estimaciones del empleo informal sólo podían ser determinadas por un enfoque indirecto y residual y estaban basadas en sólo 25 países.

La base de datos sobre empleo informal de la OIT y WIEGO consiste en tablas con datos sobre 47 países relacionados al empleo informal y al empleo en el sector informal.

Women and Men in the Informal Economy: A Statistical Picture (2.ª ed.), una publicación de la OIT y WIEGO de 2013, refleja los importantes avances en comparación a la edición anterior: 1) más países y mejores datos; 2) estadísticas sobre, y nuevos métodos para identificar categorías de trabajadores en la economía informal urbanos basados en datos oficiales –en particular, sobre las trabajadoras del hogar, las trabajadoras a domicilio, los comerciantes ambulantes y los recicladores; 3) estadísticas actualizadas sobre empleo atípico en los países desarrollados (autoempleados por cuenta propia, empleo temporal o a medio tiempo).

Statistics on the Informal Economy: Definitions, Regional Estimates and Challenges, Documento de trabajo de WIEGO No. 2, presenta estimaciones regionales sobre el empleo informal en las subregiones de los países en desarrollo. Estas estimaciones están basadas en un enfoque analítico más robusto y sofisticado que incluye mediciones tanto directas como indirectas. Este documento de trabajo también incluye estimaciones recientes del empleo informal en países desarrollados.