Recicladora
Millones de personas alrededor del mundo se ganan la vida recolectando, separando, reciclando y vendiendo materiales que otros han descartado. Los recicladores, actores vitales en la economía informal, proporcionan enormes beneficios a sus comunidades, sus municipalidades y al medio ambiente. En muchos países, los recicladores ofrecen la única forma de recolección de residuos sólidos.Sin embargo, con frecuencia tienen un estatus social bajo, condiciones de vida y de trabajo deplorables, y poco apoyo de los gobiernos locales.

Definición

El término reciclador puede ser definido en líneas generales como personas que recuperan “materiales reutilizables y reciclables de aquello que otros han descartado como desechos” (Samson 2009). Los recicladores pueden abarcar desde personas pobres hurgando en la basura en busca de necesidades tales como alimentos, a recolectores privados informales que venden a intermediarios o comerciantes, así como a recolectores y/o separadores organizados vinculados a sindicatos, cooperativas o asociaciones. En este sitio web, el término “reciclador” se usa para denotar a aquellas personas que llevan a cabo la recolección y separación primarias de desechos.

Los recicladores pueden recolectar residuos del hogar en las veredas, residuos comerciales e industriales en los contenedores de basura, o desechos en las calles o vías fluviales urbanas. Algunos trabajan y viven en vertederos municipales: hasta 20 000 personas en Calcuta en la India y 15 000 en la Ciudad de México en México (Medina 2005).

Otros recicladores trabajan como separadores en depósitos de reciclaje o como procesadores en plantas de reciclaje que son propiedad de organizaciones con base de miembros (OBM) (Dias 2011). Algunos están involucrados en actividades transfronterizas, como los recicladores mexicanos que trabajan en ambos lados de la frontera con los Estados Unidos (Medina 2007).

En la Primera Conferencia Mundial de Recicladores en 2008, se adoptó el término en inglés “waste pickers” (recicladores) para facilitar la formación de redes a nivel global; se prefiere este término a aquellos términos despectivos como “scavengers” (carroñeros). Otros idiomas tienen sus propios términos para referirse a los waste pickers: catadores en portugués, récupérateurs de matériaux en francés.

Si bien la situación de estos trabajadores difiere de país a país, existen algunas categorías básicas de recicladores.

A pesar de las diferencias entre categorías, países y regiones del mundo, los recicladores comparten ciertos aspectos en común:

  • Los trabajadores están sujetos a estigma social, enfrentan condiciones pobres de trabajo y con frecuencia son hostigados.
  • El reciclaje es altamente sensible a las condiciones del mercado de reciclables.
  • El reciclaje es con frecuencia un emprendimiento familiar. Ofrece horas de trabajo flexibles (lo que lo hace inclusivo para las mujeres) y un alto nivel de adaptabilidad.
  • En algunas ciudades, la mayoría de los recicladores son migrantes, como en Delhi donde los recicladores vienen frecuentemente de Bangladesh. En otros lugares, es probable que provengan de grupos marginales o excluidos de los procesos económicos globales.
  • El reciclaje aparenta ser un trabajo caótico pero de hecho es muy organizado.
  • La cantidad de recicladores fluctúa debido a las condiciones económicas y a los procesos urbanos.
  • Por lo general, los recicladores no forman parte de los sistemas públicos de gestión de residuos sólidos; son invisibles a nivel social, y rara vez son reportados en las estadísticas oficiales.
  • El reciclaje es fácilmente aprendido y generalmente no requiere alfabetización. Sin embargo, al trabajar en una empresa colectiva, algunas actividades (por ejemplo, tareas administrativas) sí requieren de alfabetización.
  • Con frecuencia los recicladores no organizados son reclutados por intermediarios.

Tamaño y magnitud

Existen millones de recicladores alrededor del mundo, pero existe poca información socioeconómica o estadística confiable sobre ellos. La mayoría de los estudios sobre este sector son de naturaleza cualitativa (etnografías o perfiles sociales de trabajadores de ciertas ciudades o de sitios en particular). Y cuando existen estudios cuantitativos, éstos están basados frecuentemente en muestras muy pequeñas, lo que hace que sea difícil hacer generalizaciones. La naturaleza de la actividad hace que sea difícil poder calcular el número total de la población dedicada a esta actividad, debido a que los recicladores son móviles y su población puede fluctuar según la estación. Además, existe una tendencia a evitar a los investigadores ya que los recicladores pueden temer que la información sea pasada a funcionarios públicos, lo que implica que la recolección de datos sólidos sea más difícil.

Un estudio del Banco Mundial en 1988 calculó que los recicladores conformaban el 1-2 por ciento de la población mundial (Bartone 1988). Un estudio más reciente en la India calculó que los recicladores en ese país sumaban 1,5 millones de personas, principalmente mujeres y personas provenientes de grupos socialmente marginales (Chaturvedi 2010). Se calcula que existen 18 000 recicladores en Bogotá, Colombia; 15 000 clasificadores en Montevideo, Uruguay; y 9 000 cartoneros en Buenos Aires, Argentina (Schamber et al. 2007).

Brasil es la única nación que captura y reporta sistemáticamente datos estadísticos oficiales sobre los recicladores.

Contribuciones de los recicladores

El valor del reciclaje tiene una creciente importancia para los esfuerzos ambientales a nivel mundial y para el desarrollo de las ciudades. Existe un creciente reconocimiento en el mundo en torno a la contribución de los recicladores a la economía local, a la seguridad y salud pública, y a la sustentabilidad ambiental. Desafortunadamente, las contribuciones realizadas por los recicladores rara vez son reconocidas por las autoridades.

Mejoras a la salud y sanidad públicas cuando los recicladores remueven desechos de las áreas urbanas que no son atendidas por los servicios de recolección municipal de basura.

Bancarizacion de recicaldores
  • Los gastos municipales son reducidos a través de la subvención de sistemas de gestión de residuos sólidos. En muchas ciudades, los recicladores proveen la única forma de recolección de residuos sólidos. Una publicación de ONU Hábitat de 2010 menciona que los recicladores llevan a cabo entre el 50 y el 100 por ciento de toda la recolección existente de residuos en la mayoría de las ciudades de los países en desarrollo ̶ sin costo alguno para el presupuesto de la ciudad.
  • El medio ambiente se beneficia cuando los recicladores desvían una cantidad importante de materiales de los flujos de residuos. Un estudio en 2007 llevado a cabo por la GTZ/CWG encontró que los recicladores recuperaban aproximadamente el 20 por ciento de todo los materiales de residuo en tres de las seis ciudades que fueron estudiadas; y en una ciudad, el porcentaje era aún más alto debido a la recolección de material orgánico para la alimentación de cerdos (GTZ/CWG 2007).
  • La reutilización y el reciclaje de materiales disminuye la cantidad de materiales vírgenes necesarios para la producción, lo cual contribuye a la conservación de recursos naturales y de energía, así como a la reducción de la contaminación del aire y del agua. La recuperación de materiales reciclables y materia orgánica contribuye a la reducción de los gases de efecto invernadero (GEI) y para mitigar el cambio climático.
  • Medios de subsistencia son creados para recicladores y para aquellos que reciclan materiales, generalmente personas muy pobres que quizás no tienen otras oportunidades de trabajo, de los cuales un número significativo son mujeres y algunos son niños. La penalización de esta actividad tiene un impacto negativo sobre las medidas destinadas a aliviar la pobreza.

Fuerzas motoras y condiciones de trabajo

El reciclaje es un medio de sustento para muchas personas en los países en desarrollo, especialmente aquellas con poca educación y oportunidades limitadas. Los horarios flexibles hacen que sea un trabajo inclusivo para las mujeres que tienen responsabilidades adicionales en la procuración de cuidado para miembros de la familia.

El trabajo de los recicladores está adquiriendo una renovada y particular importancia como una oportunidad de empleo para personas con educación y habilidades limitadas en el actual periodo de desaceleración económica.

Ingresos

Los ingresos de los recicladores varían mucho entre las regiones según el tipo de trabajo que realizan, y según sean mujeres u hombres. Por ejemplo, en Belgrado, los recicladores podrían ganar en promedio US$100 al mes (Simpson-Hebert at al. 2005), mientras que en Camboya, los ingresos pueden ser tan bajos como un dólar por día (OIT/IPEC 2004). En Santa Cruz, Bolivia, alrededor del 59 por ciento de los recicladores ganan menos del salario mínimo. Sin embargo, si bien la recolección de desechos es la parte menos remunerada en la cadena del reciclaje, en muchos lugares estos trabajadores pueden ganar más que el salario mínimo; en Brasil y en México, algunos ganan varias veces el salario mínimo. En Brasil, la base de datos RAIS (Relação Anual de Informações Sociais) muestra que un tercio (34 por ciento) de los recicladores ganan entre 1,01 y 1,50 veces el salario mínimo; el 29 por ciento entre 1,51 y 2,00 veces el salario mínimo; el 18 por ciento entre 2,01 y 3,00 veces el salario mínimo; y el 7 por ciento entre el 3,01 y 4,00 veces el salario mínimo (Crivellari et al. 2008).

Un análisis de género de los datos de la RAIS concluyó que los hombres ganan mucho más que las mujeres sin importar su edad (Crivellari et al. 2008). En los grupos de edades con ingresos más altos, es decir aquellos que reciben entre 3 y 4 veces el salario mínimo, el 98 por ciento son hombres, mientras que sólo el 2 por ciento son mujeres. Esta disparidad también se encuentra en los grupos que reciben entre 4 y 5 veces el salario mínimo (5 por ciento son mujeres), entre 5 y 7 veces el salario mínimo (3 por ciento son mujeres), y entre 7 y 10 veces el salario mínimo (6 por ciento son mujeres). Ninguna mujer se encuentra en los grupos con mayores ingresos, es decir aquellos que ganan entre 10 y 15 veces y más de 20 veces el salario mínimo.

Riesgos a la salud

El manejo de residuos representa muchos riesgos para la salud de los trabajadores. Estos son aún mayores para los trabajadores informales debido a su exposición a materiales contaminantes y peligrosos sin protección. Entre los riesgos se incluyen el contacto con materia fecal, papel saturado con materiales tóxicos, botellas y recipientes con residuos químicos, residuos de salud, agujas contaminadas, y metales pesados de baterías (Cointreau 2006). La falta de protección al trabajador y un acceso deficiente a la asistencia sanitaria agravan estos riesgos.


Riesgo de lesiones

Recicladora, Bogotá
Los recicladores enfrentan grandes riesgos de lesiones, especialmente aquellos que trabajan en botaderos abiertos quienes pueden ser atropellados por camiones o convertirse en víctimas de hundimientos de la superficie, aludes e incendios. También están expuestos a grandes cantidades de humos tóxicos.

Los recicladores también enfrentan peligros ergonómicos tales como el levantamiento de objetos pesados, la postura estática y la repetición, y pueden tener alta incidencia de dolor lumbar y en las extremidades menores. Algunos estudios indican una mayor prevalencia de desórdenes psiquiátricos entre los recicladores, probablemente como resultado de condiciones estresantes (Da Silva et al. 2006).

A través del Programa de protección social, WIEGO ha emprendido un proyecto de investigación de tres años sobre la salud y seguridad ocupacional para los trabajadores informales, que incluye a los recicladores. Este proyecto incluye el trabajo con organizaciones con base de miembros y socios para elucidar cómo desarrollar programas de salud y seguridad ocupacional de una manera que pueda atender mejor a las necesidades de los trabajadores informales.

Hostigamiento, falta de respeto y violencia

Tratados como una molestia por parte de las autoridades y con desdén por parte del público, los recicladores generalmente son ignorados dentro de los procesos de políticas públicas y frecuentemente sufren de baja autoestima y bajo estatus social. Son particularmente susceptibles a la violencia por parte de la policía. Pueden sufrir la explotación e intimidación por parte de los intermediarios, lo cual puede afectar sus ingresos. El amplio número de mujeres involucradas en esta ocupación se ven particularmente afectadas por las políticas de exclusión hacia el reciclaje.

Tendencias recientes ̶ como la privatización de los servicios municipales de gestión de residuos sólidos, enfoques globales para mitigar el cambio climático y la recesión global ̶ han exacerbado esta situación para algunos recicladores:

  • La privatización de los servicios municipales de gestión de residuos amenaza a la comunidad zabaleen de recicladores en El Cairo, Egipto y a los recicladores en Delhi, India.
  • Enfoques globales para mitigar el cambio climático, como el financiamiento a los incineradores y a las plantas de revaloración energética que queman materiales que los recicladores podrían, de lo contrario, reciclar, amenazan el trabajo de los recicladores en lugar de recompensarlo.
  • La recesión mundial ha impactado fuertemente a los recicladores. La investigación realizada por WIEGO y sus socios en el proyecto Ciudades Inclusivas encontró que la crisis económica marcó una caída en la demanda y en el precio de los residuos. Para más información sobre este tema, vea Vínculos con las crisis económicas.

Políticas y programas

A pesar de los importantes beneficios que los recicladores aportan a la salud pública, al medio ambiente y a la economía, éstos continúan sufriendo de pobres condiciones de trabajo y de falta de reconocimiento. Además, la mayoría de los recicladores alrededor del mundo carece de acceso a cualquier tipo de esquema de protección social auspiciado por el estado. Sin embargo, el cambio está llegando. Organizaciones con base de miembros de recicladores y otras entidades progresistas están ayudando a que las ciudades reconozcan el papel vital que desempeñan los recicladores, y están alentando a las autoridades a diseñar políticas más progresistas. Ciudades como Belo Horizonte en Brasil, Lima en Perú y Pune en la India están desarrollando políticas que integran a los recicladores en la recolección selectiva de residuos.

Gestión progresista de residuos en Brasil

“En Brasil, como en otros países, el sistema de reciclaje varía de ciudad en ciudad: algunas municipalidades recolectan reciclables de contenedores de reciclaje dispersos en espacios públicos (un tipo de sistema de puntos de entrega) y algunas tienen la recolección de reciclables puerta a puerta (separado de residuos que son llevados a los rellenos sanitarios), los cuales son llevados a cooperativas de recicladores para ser separados y comercializados posteriormente. En Brasil, en 2007, la Ley de Sanidad Básica #11.445/07 alteró la Ley de Licitación y Contratos de la Administración Pública, para permitir la contratación de organizaciones de recicladores para la provisión de servicios en esquemas municipales de reciclaje sin necesidad de una licitación”.
– Sonia Dias, Especialista del sector de recicladores de WIEGO, antigua consultora del Ministerio de Ciudades y miembro del equipo de coordinación del Foro de Residuos y Ciudadanía del Estado de Minas Gerais.

Es crucial el reemplazo de políticas represivas con políticas inclusivas que se enfoquen en el respaldo legal, en medidas redistributivas, en el reconocimiento social y en el fortalecimiento de las organizaciones de recicladores. El Programa de Políticas urbanas de WIEGO genera investigación, análisis político y documentación sobre buenas prácticas en materia del impacto que tienen las políticas urbanas en los recicladores para el proyecto mundial Ciudades Inclusivas.

También existen oportunidades crecientes en el sector privado. Por ejemplo, en Mumbai y otras ciudades de la India, el ayudar a las corporaciones a tratar residuos pos-consumidor está proporcionando un nicho a los trabajadores informales. Los recicladores están involucrados con compañías como Tetra Pak en la recuperación y separación de papel y plástico-aluminio en materias primas separadas, y con Coca Cola para la trituración de unidades PET.

Organización y voz

Los recicladores, conocidos tradicionalmente por su independencia e individualismo, están cada vez más motivados a organizarse y a pelear por su reconocimiento y por un lugar dentro de los sistemas formales de gestión de residuos. Los recicladores se están organizando de muchas diferentes maneras: cooperativas, asociaciones, compañías, sindicatos, microempresas. Algunas recicladoras incluso están formando organizaciones “sólo para mujeres” para poder confrontar mejor los estereotipos de género. Las investigaciones sugieren que las recicladoras son más proclives a pertenecer a organizaciones. Un estudio a pequeña escala realizado en Brasil encontró que el 56 por ciento de los miembros de las organizaciones, cooperativas y asociaciones de recicladores eran mujeres, mientras que el 44 por ciento eran hombres1.

Beneficios de organizarse

COP16
El organizarse le trae beneficios a los recicladores al:

  • aumentar su estatus social y su autoestima.
  • incrementar el ingreso de sus miembros y su calidad de vida, parcialmente al evitar el uso de intermediarios.
  • mejorar sus condiciones de trabajo y al contribuir a una mejor calidad de su salud.
  • facilitar el desarrollo de redes.
  • proveer marcos institucionales para el contrato de recicladores por parte de autoridades locales y/o empresas.
  • prevenir el acoso y la violencia.
  • eliminar el trabajo infantil en el reciclado.

El forjar vínculos de solidaridad entre los continentes es una estrategia importante. Los recicladores han aumentado la formación de redes mundiales desde la Primera Conferencia Mundial de recicladores en 2008 en Bogotá, Colombia. La formación de redes ayuda al desarrollo de organizaciones mediante la puesta en relieve de los éxitos y al inspirar a movimientos nacientes.

Qué tanto y hasta qué punto se han organizado los recicladores varía entre ciudades y regiones.

En América Latina, algunas organizaciones de recicladores son tan antiguas como la Cooperativa Antioqueña de Recolectores de Subproductos, formada en Medellín, Colombia en 1962. Sin embargo, el activismo comenzó a afianzarse en la década de 1990. Un ejemplo fue la formación la Asociación de Recicladores de Bogotá (ARB) en 1990 a nivel de toda la ciudad. En 2005, la primera reunión de la Red Latinoamericana y del Caribe de Recicladores (Red Lacre) fue celebrada en Brasil. Hoy, la Red Lacre incluye movimientos y asociaciones de recicladores provenientes de 16 países.

En la India, la Alliance of Indian Wastepickers [Alianza de Recicladores de la India; AIW, por su sigla en inglés] es una red nacional de 35 organizaciones de recicladores y/o compradores itinerantes con presencia en 22 ciudades. Su foco es el apoyo entre pares, la incidencia y aprendizaje mutuo. También en la India un sindicato de recicladores conocido como KKPKP y SWaCH, una organización sin fines de lucro asociada, han establecido una relación contractual con la municipalidad para crear un sistema de residuos cero en 16 barrios que integra de manera cabal a los recicladores informales.

En Asia, existen ONG trabajando en temas relacionados a los residuos en Bangladesh, Camboya, China, Filipinas, Indonesia y Tailandia con municipalidades y grupos de ciudadanos que entienden la situación en esos países. Existen muchos recicladores con un cierto nivel de organización a nivel interno, y que se encuentran representados por alguien de su propio grupo o por un activista. Los sindicatos y redes de otros grupos también han estado apoyando o comenzando nuevos trabajos en, y con, este sector, así como las ONG ambientales, grupos de presión anti-incineración y pequeñas organizaciones de base a nivel comunitario, y grupos que trabajan específicamente en alternativas descentralizadas de recuperación y procesamiento de residuos (vermicompostaje, biogás, etcétera)2.

En Sudáfrica, los recicladores están comenzando a organizarse: asociaciones, cooperativas, sindicatos y microempresas a nivel municipal y a nivel nacional están surgiendo3. La South African Waste Picker Association [Asociación de Recicladores de Sudáfrica] celebró su primera reunión en julio de 2009.

Los recicladores están luchando muchas batallas en varios frentes. La privatización de los servicios municipales de gestión de residuos sólidos es una gran amenaza en todos los continentes. Asimismo, se requieren batallas legales para defender el derecho al trabajo como sucedió con los recicladores en Colombia; y a nivel mundial el frente de batalla son los temas del cambio climático, que incluyen la proliferación de plantas de valorización energética que queman materiales que los recicladores podrían de lo contrario reciclar. Para responder a estas presiones, los recicladores alrededor del mundo han expresado una serie de exigencias en común.

En diciembre de 2010, la Alianza Global de Recicladores y Aliados, apoyada por WIEGO, habló en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 16) en Cancún, México, para llamar la atención internacional hacia el valor de su trabajo, y sobre la necesidad de políticas mundiales que respeten, en lugar de obstaculizar, su trabajo.

Las organizaciones de recicladores pueden a su vez beneficiar a todos mediante la construcción de sistemas de residuos sólidos más robustos y sustentables, la reducción de emisiones de carbono y la creación de un medio ambiente más limpio y saludable. Para conocer más sobre las OBM y asociaciones de recicladores en específico, por favor visite la base de datos WORD de WIEGO (disponible en inglés).

Para ver noticias sobre este grupo de trabajadoras y trabajadores recopiladas por WIEGO a través del Sistema de Monitoreo Global (GMS, por su sigla en inglés), haga clic aquí.


1 Los datos fueron recolectados en 2007 por CATAUNIDOS, una red comercial de nueve empresas cooperativas en el área metropolitana de Belo Horizonte y publicados en el Instituto Nenuca de Desenvolvimento Sustentável (INSEA). Perfil sócio-econômico dos catadores da rede Cataunidos. Belo Horizonte: INSEA/UFMG/FELC, 2007. 31 pp. Relatório.
2 Ejercicio de mapeo realizado por KKPKP para el proceso de mapeo de CWG/WIEGO (reporte interno).
3 Fuente: comunicación personal con Melanie Samson.