Categorías básicas de recicladores

Aunque las situaciones y el tipo de trabajo que realizan los recicladores difieren de un país a otro, existen algunas categorías básicas de recicladores. Entre ellas figuran:

  • Los recicladores en los vertederos y basureros recuperan materiales reciclables para venderlos y materia orgánica, normalmente para alimentar al ganado en los vertederos; algunos viven en chozas en los vertederos o cerca de ellos.
  • Los recicladores de residuos en las calles recuperan materiales reciclables de residuos mixtos, colocados en bolsas y recipientes de basura en las calles o en contenedores; algunos tienen acuerdos con edificios de oficinas y/o comerciales, y pueden tener acceso a materiales previamente separados.
  • Los recicladores de puerta a puerta recolectan materiales reciclables como parte de los planes selectivos de recolección de residuos de puerta a puerta, gestionados por los municipios en colaboración con las organizaciones con base de miembros (OBM) de los recicladores. Las cooperativas con acuerdos formales o informales con edificios de oficinas o comerciales pueden tener miembros que se dedican a la recolección de grandes cantidades de materiales por camión u otros vehículos.
  • El término recicladores de ruta y/o de camión a menudo designa a equipos de recolección formales que separan los materiales reciclables de los residuos domésticos para complementar su sueldo. El término también puede designar a los recicladores en la economía informal que tienen permiso de recolectar materiales junto con los equipos de recolección.
  • Los vendedores itinerantes recolectan materiales reciclables de hogares y/o negocios a cambio de dinero o por medio de trueques. Generalmente trabajan en rutas fijas y usan carretillas u otros vehículos de recolección.
  • Los clasificadores seleccionan y clasifican los materiales reciclables de cintas transportadoras u otros dispositivos.
  • Los gestores y/o procesadores de residuos orgánicos trabajan en las plantas de compostaje o plantas de biogás. Han pasado a formar parte de los modelos de residuos cero.

También es posible clasificar a los recicladores por su participación en organizaciones, municipios o sectores industriales. En Brasil, por ejemplo, los recicladores solían trabajar principalmente por cuenta propia en las calles y los vertederos. Sin embargo, con los cambios en las últimas décadas se identifican hoy en día tres tipos de recicladores en Brasil (Crivellari, Dias y Pena 2008i).

  1. Los recicladores no organizados o autónomos, quienes se ganan la vida recogiendo o comprando materiales reciclables en las calles o en los vertederos y vendiéndolos a las tiendas de chatarra. Estos trabajadores no están afiliados a las asociaciones o cooperativas de recicladores aunque a veces llegan a vender los materiales recolectados a estas asociaciones.
  2. Los recicladores organizados, que trabajan a través de cooperativas y asociaciones.
  3. Los recicladores con un contrato, que trabajan principalmente en depósitos de chatarra o en el sector de la industria metalúrgica, pero también en el sector público municipal o en asociaciones y cooperativasii. A menudo no se reconoce que la categoría ocupacional del reciclaje incluye a personas que trabajan con un contrato.

———————————————

iCrivellari, Helena María Tarci, Sonia Dias y A.de S. Pena. 2008. Informação e trabalho: uma leitura sobre os catadores de material reciclável a partir das bases públicas de dados. En: Kemp, V. H & Crivellari, H. M.T. (org.). Catadores na cena urbana: construção de políticas socioambientais. Belo Horizonte: Autêntica Editora.
iiEn Brasil, un trabajador con una Carterira de trabalho (CT) está cubierto por un cuerpo de leyes laborales –Consolidação das Leis do Trabalho (CLT)– que contiene reglas para relaciones laborales justas, incluyendo un salario mínimo, las horas de trabajo, 30 días de vacaciones por año y el derecho a un seguro, pensión de jubilación, seis meses de salario por desempleo y otros derechos. Los trabajadores con una CT tienen empleos formales. La CT es un documento que un trabajador tiene de por vida, y en el que se registran los empleos formales, sean temporales o permanentes.