Historia del movimiento

El origen

La historia del movimiento mundial de trabajadoras y trabajadores a domicilio se remonta más de 20 años atrás y está relacionado al liderazgo de la Asociación de Mujeres Autoempleadas (SEWA) de la India para organizar a este sector ocupacional y lograr un Convenio sobre el trabajo a domicilio en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el cual fue adoptado en 1996, convirtiéndose en el Convenio C177, el cual fue acompañado de una Recomendación sobre el Trabajo a Domicilio (R184)..

Para saber más sobre quiénes son las trabajadoras y los trabajadores a domicilio.

La lucha en favor de los derechos de las personas trabajadoras a domicilio continuó y fue particularmente activa en Asia. Hacia el final de la década de 1990 y comienzos de la década de 2000, se crearon dos redes sub-regionales en Asia: HomeNet del Sur de Asia y HomeNet del Sudeste Asiático. El ímpetu logrado por la campaña en favor del Convenio también llevó a la formación de WIEGO en 1997.

Un nuevo movimiento

Hacia 2008, el movimiento de trabajadoras y trabajadores a domicilio obtiene un nuevo impulso. Con el apoyo del proyecto Ciudades Inclusivas se permitió fortalecer las capacidades de las organizaciones de personas trabajadoras a domicilio para hacer incidencia y fortalecer sus estructuras democráticas. Se avanzó hacia el fortalecimiento de la Asociación de Trabajadores a domicilio en Bulgaria, que sirvió después como puente para apoyar esfuerzos organizativos en otros países en el Este de Europa.

Con el proyecto proyecto Financiando liderazgo y oportunidades para mujeres (FLOW, por su sigla en inglés) WIEGO continuó apoyando los esfuerzos organizativos en Asia y en Europa del Este, en esta última región se logró establecer una red regional (HomeNet de Europa del Este). Además, se llevó a cabo un ejercicio de mapeo del trabajo a domicilio y la forma en la que los trabajadores a domicilio se estaban organizando en América Latina y África. Posteriormente, se organizaron actividades para promover intercambios entre países, regiones y a nivel mundial.

En 2015, HomeNet del Sur de Asia y WIEGO convocaron la primera Conferencia Mundial de Trabajadoras y Trabajadores a Domicilio, en la cual se reunieron representantes de 60 redes, asociaciones, cooperativas y organizaciones sindicales de trabajadores a domicilio, junto con organizaciones no gubernamentales (ONG) e investigadores de 24 países para compartir sus experiencias y tomar medidas para promover los derechos de los trabajadores a domicilio en el mundo. Para alcanzar este objetivo, los participantes adoptaron la Declaración de Delhi y un plan de acción quinquenal.

 

La voz de las trabajadoras y trabajadores a domicilio en espacios internacionales

En 2016, el vigésimo aniversario de la adopción del C177, la 105.a sesión de la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) estuvo dedicada al trabajo decente en las cadenas mundiales de suministro. Con apoyo de WIEGO, una delegación de líderes de organizaciones de personas trabajadoras a domicilio de Asia, América Latina y África lograron participar en la CIT y hacer escuchar su voz en torno a los desafíos que enfrentan dentro de las cadenas de valor, y sobre sus propuestas para avanzar hacia el trabajo decente y el respeto a sus derechos.

En el contexto de esta discusión, las personas trabajadoras a domicilio también conmemoraron el vigésimo aniversario del C177 y lanzaron una campaña para que más países lo ratificaran.

Trabajadoras y trabajadores a domicilio dentro de un movimiento más amplio

En 2014, las personas trabajadoras a domicilio unieron sus voces a las de otros trabajadores en empleo informal durante las discusiones en el seno de la CIT sobre la transición de la economía informal a la economía formal, que llevó en 2015 a la adopción de la Recomendación sobre la Transición de la Economía Informal a la Economía Formal, R204.

En el trabajo para lograr la recomendación, líderes de organizaciones de trabajadoras a domicilio participaron junto con líderes de otros grupos ocupacionales para crear una plataforma de demandas y recomendaciones generales y específicas a cada sector propuestas por trabajadores en empleo informal, y formaron parte de la delegación de trabajadores en empleo informal que participó en los trabajos en la CIT para lograr la recomendación.

 

Logros importantes

A pesar de las muchas limitantes que tiene este grupo ocupacional para organizarse y movilizarse, han logrado hitos importantes en la defensa de sus derechos. A nivel internacional, el C177 y la R184 son ciertamente importantes logros, que han ayudado a dar base y contexto a las luchas a nivel nacional. En India, Tailandia y Macedonia se han visto importantes logros.

India: Las personas que trabajan enrollando cigarrillos lograron reconocimiento, salarios mínimos, un fondo de previsión, un seguro de salud y beneficios de educación para sus hijos.

Tailandia: La nueva ley para las trabajadoras y trabajadores a domicilio les otorga salarios mínimos, beneficios y el derecho a estar representados en el Comité Tripartito para el Trabajo a Domicilio.

Macedonia: Trabajadores por cuenta propia lograron que el gobierno estableciera una nueva política pública que les ofrece 3500 euros como capital inicial.