Marco legal

 

Estándares a nivel mundial

 

En 1996, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) adoptó el Convenio sobre el trabajo a domicilio (C177). Sin embargo, hasta la fecha sólo un puñado de países lo ha ratificado. En América Latina, sólo Argentina ha ratificado el Convenio. No obstante, hasta la fecha, a nivel nacional no ha habido avances sustanciales en la implementación del Convenio.

 

Existen en la región casos en los que los gobiernos, a pesar de no haber ratificado el C177, han incluido partes del Convenio en sus leyes nacionales. Uruguay es un ejemplo de esto. La Ley de la Industria de la Vestimenta No. 18.846 de 2011 incorpora al trabajo a domicilio y buena parte de las disposiciones sobre este tipo de trabajo incluidas en el C177 y de la Recomendación sobre el Trabajo a Domicilio (R184). Ello fue posible gracias al trabajo de incidencia del Sindicato de la Aguja, el cual participó en la Mesa Sectorial Tripartita de la Vestimenta liderada por el Ministerio del Trabajo y abogó fuertemente por la inclusión del trabajo a domicilio como se define en el C177 y la R184 en la legislación nacional sobre el trabajo textil. Perú representa otro ejemplo de la inclusión de partes del contenido del C177 y la R184 en la legislación nacional, aún a pesar de no haber ratificado el C177.

Además del C177 y la R184, en 2016, la OIT emitió la Recomendación 204 referente a la transición de la economía informal a la economía formal. Este es también un instrumento importante para defender los derechos de las trabajadoras y los trabajadores de la economía informal, incluidos las trabajadoras y los trabajadores a domicilio.

Convenio C177 de la OIT

Recomendación 184 de la OIT

Recomendación 204 de la OIT

 

Marco legal nacional

El conjunto de leyes que regula el trabajo a domicilio en los seis países que fueron mapeados es de naturaleza diversa. En algunos casos, el trabajo a domicilio cuenta con leyes específicas como lo es el caso de la Ley No. 12713 3n Argentina. En otros, se le incluye en capítulos dedicados a un sector o categoría ocupacional en específico, como lo es la Ley de la Industria la de Vestimenta No. 18.846 en Uruguay, o bien, como capítulos especiales en otras leyes, como es el caso de Perú en el Decreto Supremo No. 003 Ley de la Productividad y Competitividad Laboral en su capítulo VI. A veces, en aquellos casos en donde existe trabajo dependiente a un empleador se encuentran incluidos en los códigos de trabajo o dentro de regímenes laborales especiales como en Brasil, Chile y Nicaragua.

A pesar de la existencia de estas leyes, algunos de los retos que enfrentan las personas trabajadoras a domicilio incluyen la falta de cumplimiento de las leyes; los niveles de aislamiento de quienes trabajan a domicilio; la falta de recursos para los organismos encargados de hacer inspecciones laborales, entre otros.

 

Argentina

Ley No. 12713 de 1941. Trabajo a domicilio (reformada en 2015)

Decreto Reglamentario No. 118.755 de 1942. Régimen Especial para el Trabajo a Domicilio

 

Perú

Decreto Supremo No. 003-97-TR de 1997. Ley de la Productividad y Competitividad Laboral

Decreto Supremo No. 001-96-TR de 1996. Reglamento de Ley de Fomento al Empleo

 

Uruguay

Ley No. 18.846 de 2011. Ley de la Industria de la Vestimenta