Octubre 5-9, 2015
National Institute of Urban Affairs
Nueva Delhi, India

Como parte del proceso preparatorio para Hábitat III, ONU-Hábitat ha inciado la Campaña Urbana Mundial (WUC, por su sigla n inglés) como una plataforma de incidencia y asociación para las ciudades. El Urban Thinkers Campus es una iniciativa conducida bajo la WUC. El Urban Thinkers Campus que tuvo lugar en la India fue organizado por el National Institute of Urban Affairs.

En él, WIEGO organizó un panel llamado Medios de sustento informales y planificación urbana inclusiva, el cual contó con reprsentantes del sindicato de recicladores en Pune, KKPKP, la Asociación de Mujeres Autoempleadas en Ahmedabad, la Asociación de Vendedores Ambulantes de la India y WIEGO.

Para mayor información sobre el Urban Thinkers Campus en la India (en inglés), vea http://utc.niua.org/

 

Panel en el UTC en la India trae la perspectiva de los medios de sustento informales a la discusión sobre ciudades inclusivas

El Urban Thinkers Campus de la India, organizado alrededor del tema “La ciudad que necesitamos promueve la prosperidad inclusiva”, incluyó una serie de discusiones y laboratorios urbanos sobre acceso financier, juventud y desarrollo, sostenibilidad ambiental y otros temas. El Urban Thinkers Campus fue organizado por el National Institute for Urban Affairs en Nueva Delhi.

WIEGO y representantes de organizaciones con base de miembros de trabajadores en la economía informal dedicados a la venta ambulante, el reciclaje y el trabajo a domicilio presentaron ideas para redefinir la agenda urbana en la India, las políticas y la planificación urbanas que tomen en cuenta las contribuciones de la economía informal al desarrollo urbano en el panel Medios de sustento informales y planificación urbana inclusiva.

“Los trabajadores en la economía informal necesitan reconocimiento como agentes económicos”, dijo Namrata Bali de la Asociación de Mujeres Autoempleadas (SEWA, por su sigla en inglés) durante su discurso principal. Si bien no siempre es visible, los trabajadores en la economía informal hacen contribuciones importantes a las economías de las ciudades en la India. Por ejemplo, las trabajadoras a domicilio (trabajadoras que producen bienes y servicios para los mercados desde sus hogares, o en sus alrededores, ya sea como trabajadoras tercerizadas o como autoempleadas) representan el 14% del empleo urbano total en la India, de acuerdo con investigación estadística de WIEGO. Los trabajadores en la economía informal también pueden ayudar a las ciudades a ahorrar dinero. En Pune, los recicladores le han ahorrado a su ciudad $200 millones, dijo Laxmi Narayan de SWaCH, la primera cooperativa de recicladores y recuperadores de desechos autoempleados. Con más de 2300 miembros, SWaCH da servicio a más de 400 000 hogares en 15 barrios administrativos municipales en la ciudad de Pune.

Los panelistas compartieron ejemplos positivos de las diversas contribuciones de los trabajadores en la economía informal a las economías de las ciudades; también cuestionaron los marcos de políticas urbanas y fomentaron una formulación de políticas más inclusiva y colaborativa. En la presentación principal del panel, Bali hizo énfasis en el hecho de que las organizaciones con base de miembros empoderadas como SEWA pueden y deben trabajar conjuntamente con las autoridades de gobierno de la ciudad para resolver los problemas de gestión urbanos; estas organizaciones pueden identificar de manera proactiva soluciones, aportar datos, participar en diálogos políticos y en la planificación. Arbind Singh, Coordinador Nacional de la Alianza Nacional de Vendedores Ambulantes de la India, hizo eco con un tema similar en su presentación al decir que la existencia de leyes y políticas en sí mismas no son suficientes para garantizar un desarrollo urbano inclusivo; la implementación requiere la participación “informada” de los beneficiarios, en este caso los trabajadores en la economía informal que viven y trabajan en estos espacios y que están en mejores condiciones para hablar  de sus necesidades y de las mejoras necesarias.

Además, la orientación de las políticas es también esencial como se ve en el caso de las trabajadoras a domicilio en la India. “Los formuladores de políticas necesitan considerar los hogares como lugares de trabajo y no solo como espacios habitacionales, enfatizó en su presentación Shalini Sinha, Especialista en el sector de trabajo a domicilio de WIEGO. Profundizando en esta demanda, Sinha explicó cómo el contar con viviendas e infraestructura precarias aumentan los costos de producción cubiertos por las trabajadoras a domicilio, limitando así su potencial económico. Vivienda, dotación de tierras, desalojos en barrios marginales y políticas de reubicación afectan directamente a las trabajadoras a domicilio. Una planificación urbana inclusiva y políticas para garantizar tenencia de la tierra,  transporte y vivienda asequible, mejoramiento de barrios marginales, y desarrollos de uso mixto de la tenencia que legalicen y regulen las actividades comerciales en el hogar beneficiarían no solo a las trabajadoras a domicilio, sino a todos los ciudadanos, fomentando así una ciudad más inclusiva y vibrante.