Situación de los recicladores en Nicaragua

Durante el mes de septiembre el equipo de trabajo de WIEGO del proyecto Protegiendo los derechos humanos de las recicladoras y los recicladores en América Latina visitó vertederos de varias municipalidades en Nicaragua, entre ellos, La Chureca, el vertedero de Managua; uno de los dos vertederos de Matagalpa, el vertedero de Ciudad Sandino; el vertedero de Jinotega; el vertedero de León; el vertedero de Tipitapa. los hallazgos preliminares encontrados durante estas visitas, permiten tipificar las siguientes situaciones.

Salvo el caso de la Ciudad de León y Ciudad Sandino, en la mayoría de municipios la población recicladora se encuentra en vertederos, a los que han llegado por la falta de oportunidades laborales. El trabajo en vertedero se realiza en condiciones de precariedad generalizada en aspectos tales como seguridad en el trabajo y condiciones sanitarias. Esta situación de localización en vertedero viene acompañada del hecho de que los operarios del servicio de recolección de basuras recuperan y comercializan los mejores residuos reciclables en la mayoría de los casos, dejando los materiales de menor calidad o precio asequibles para los recicladores en el vertedero.

En algunos municipios, el gobierno local tiene presencia en el vertedero. Tal es el caso particular de la Chureca, en Managua, donde se desarrolló una planta de reciclaje con asistencia de la agencia de cooperación para el desarrollo española en la cual trabajan cerca de 250 operarios. Ahí también se desarrolló una importante inversión en el mejoramiento barrial circundante. Un significativo sector de recicladores manifiestan haber quedado excluidos de toda oportunidad laboral cuando recientemente se les prohibió el ingreso al área de disposición final de los residuos que pasan por dicha planta de aprovechamiento.

En Ciudad Sandino se desarrolla una iniciativa de rutas de recolección selectiva desarrollada por recicladoras y recicladores organizados. No obstante, un gran número de estos trabajadores trabaja en el vertedero municipal. Durante la visita manifestaron que se les ha anunciado de manera informal que el vertedero sería cerrado. Este mismo anuncio informal ha rondado en Ciudad de León. Líderes de recicladores en Nicaragua manifiestan que se debe a una iniciativa gubernamental de introducción de tecnologías de incineración en el país.

En Matagalpa, pese a la disposición a trabajar en colaboración con la población recicladora expresada por la municipalidad, se encontró que el vertedero es controlado mediante la violencia por un intermediario y su familia: ellos determinan qué recicladores pueden acceder, cuándo, y a qué residuos pueden tener acceso.

En los municipios de Tipitapa y Jinotega se evidenció la ausencia total del estado. Mientras en el primero no hay evidencia de procesos organizativos, en el segundo hay una organización en proceso de consolidación, apoyada por la Red de Emprendedores Nicaragüenses del Reciclaje (REDNICA) (ver abajo).

Se constató la existencia de una organización nacional de recicladores reconocida en los municipios visitados: REDNICA. Esta organización se ha trazado dos objetivos: 1) acompañar la organización de los recicladores en toda Nicaragua; 2) representar los intereses de los recicladores frente al gobierno y la políticas públicas relacionadas al manejo de residuos. En este último objetivo tema REDNICA ha unido agendas con la Iniciativa Regional para el Reciclaje Inclusivo. También logró el trámite en el congreso de una Ley de residuos que fue aprobada en lineamientos generales. Sin embargo, la ley permanece estancada desde hace un par de años sin que sea reglamentada.