Panel sobre liderazgo y fortalecimiento de las mujeres

 

Discurso de apertura

GeneralAssembly2014_P1250478-L
Melanie Samson, Especialista del sector de residuos para África de WIEGO, presidió la sesión especial. “Todos nosotros estamos aquí porque trabajamos en la economía informal o en solidaridad con los trabajadores de la economía informal. Todos somos plenamente conscientes del papel crucial que desempeñan las mujeres en la economía informal y los retos específicos que enfrentan”, comenzó. “Formamos parte de WIEGO porque estamos decididos a mejorar las condiciones, los medios de sustento y la vida de todos los trabajadores en la economía informal”. Continuó enfatizando que para lograrlo se debe prestar especial atención específicamente a identificar y abordar las necesidades e intereses de las trabajadoras. “Si no lo hacemos —señaló— terminaremos reproduciendo, sin querer, la desigualdad de género que predomina en la economía y la sociedad”. Después de la introducción de las panelistas, Melanie observó que se resaltarían dos proyectos que ejemplifican la teoría del cambio de WIEGO, la cual reconoce que sólo se puede lograr cambios reales si la gente se organiza, identifica sus necesidades e intereses, y si lucha de manera colectiva.

 

La presentación de Melanie

La pobreza, la desigualdad, la marginación de la economía informal y la desigualdad de género son enormes problemas estructurales que a veces pueden parecer insuperables… Las condiciones estructurales son creadas por personas y pueden ser cambiadas por personas. …La convicción de que si los sistemas que oprimen y marginan a los trabajadores en la economía informal pueden ser transformados, los trabajadores en la economía informal deben organizarse colectivamente para aumentar su voz es central para todo el trabajo de WIEGO. … …cuando empezamos a fortalecer las voces y la visibilidad de las mujeres dentro de sus propias organizaciones, ello aumenta su validez dentro de sus organizaciones y sus propios lugares de trabajo…Al desarrollar el liderazgo de las mujeres, mediante el empoderamiento de las mujeres, y la sensiblización y transformación de las actitudes tanto de mujeres como de hombres en nuestras organizaciones, podemos ser el cambio que buscamos, y provocar una verdadera transformación estructural. [Escuche toda la presentación de Melanie.] Elaine Jones, Directora del Programa Mercados Globales de WIEGO, explicó el proyecto “Habilidades comerciales y de liderazgo para productoras del comercio justo”, que se está llevando a cabo en tres países africanos. Vea la presentación en PowerPoint (en inglés). Lea una nota sobre el proyecto. Lea más sobre Habilidades comerciales y de liderazgo para productoras del comercio justo (en inglés). Elaine también contó lo que significa el fortalecimiento económico de las mujeres para WIEGO: El fortalecimiento económico se refiere al proceso de cambio que le da a las mujeres pobres —como trabajadoras individuales y como miembros de organizaciones de trabajadores— la capacidad de obtener acceso a los recursos que necesitan mientras que obtienen la capacidad de influir en el entorno institucional, normativo y político más amplio que conforma sus medios de sustento y su vida.

Panelistas y estructura de la sesión

Presidenta: Melanie Samson, Coordinadora de los recicladores para África de WIEGO, formuló el discurso de apertura sobre cómo la teoría del cambio de WIEGO adopta un enfoque único sobre el empoderamiento de las mujeres. Elaine Jones, Directora del Programa Mercados Globales de WIEGO, explicó el proyecto “Habilidades comerciales y de liderazgo para productoras del comercio justo”, que se está llevando a cabo en tres países africanos. Lucy Nyambura, una productora a domicilio de Kenia, y Sarah Lutwama, una productora a domicilio de Uganda, narraron cómo su vida laboral ha mejorado a través del proyecto. Sonia Dias, Especialista en el sector de recicladores de WIEGO, habló del proyecto piloto “Replantear las relaciones de género en el reciclaje” llevado a cabo con recicladoras en Brasil Madalena Duarte de MNCR, el Movimiento Nacional de Catadores de Brasil, habló de los impactos positivos del proyecto “Replantear las relaciones de género en el reciclaje”. Después de resumir los puntos principales que surgieron de las presentaciones, Melanie invitó a los participantes a que formularan preguntas y contribuciones.

Lucy Nyambura contó su historia:

GeneralAssembly2014_029-L
Lucy, de Kenia, madre de cuatro hijos, es una trabajadora a domicilio y miembro de Bena Kwa Bena, una organización fundada en 1992. Bena Kwa Bena, que significa “hombro con hombro”, tiene 16 mujeres como miembros y está afiliada a KEFAT, la red de Comercio Justo de Kenia. Lucy dijo que a través del proyecto de WIEGO que promueve el liderazgo y las habilidades comerciales de las mujeres, ella y sus colegas han recibido capacitación en liderazgo,  en derechos constitucionales de las mujeres, y en el desarrollo y comercialización de productos. “Esto ha provocado un impacto y un cambio. Somos mejores líderes”, afirmó Lucy, quien es ahora la tesorera en el grupo local muy activo de ahorros y crédito. “Tenemos mejor supervisión laboral y buen control de calidad. Las ventas han mejorado un 30% en 2013 gracias a una mejor comunicación con nuestros clientes. Hay más respeto hacia con las mujeres en la sociedad lo que lleva a una colaboración con los líderes locales en asuntos como la eliminación de residuos y la dotación de retretes”.

 

 

 

 

 

Sarah Lutwama contó su historia:

GeneralAssembly2014_Day 2 - thumbnail-X2
Sarah es una trabajadora a domicilio de Uganda que fabrica productos de patchwork. Pertenece al grupo de mujeres Ngalo, formado en 2009 en Kampala y vinculado con UGAFAT (la red de Comercio Justo de Uganda). “Me gano la vida vendiendo mis productos y puedo pagar la colegiaturaescolarización para mis dos hijos y hacerme cargo de mi familia”, dijo, añadiendo que Ngalo significaba “dedos”. “Llamamos al grupo así porque usamos nuestros dedos para fabricar los productos”. Sarah señaló que aparte de la capacitación en liderazgo, derechos legales de las mujeres y desarrollo y comercialización de productos, su grupo recibió capacitación sobre los beneficios de registrarse. “Nuestras ventas han mejorado en un 20 por ciento en un período de seis meses. Esto se debe a que hemos podido producir nuevos productos que han atraído a clientes”, explicó. “Sé cómo hacer diseños nuevos y entiendo la importancia de la buena calidad. ¡Me alegra poder decirles que mis productos ya no son rechazados! Ahora puedo ahorrar dinero con la cuenta bancaria del grupo y también a nivel personal. ¡Quiero darles las gracias a todos por su apoyo!”.

 

 

 

 

Replantear las relaciones de género en el reciclaje

Sonia Dias, Especialista en el sector de recicladores de WIEGO, describió el proyecto piloto “Replantear las relaciones de género en el reciclaje” en Minas Gerais, Brasil.

 

Madalena Duarte compartió sus reflexiones sobre el proyecto:

GeneralAssembly2014_DSC_6972-L
Madalena representa al MNCR, el Movimiento Nacional de Recicladores de Brasil, y a la Red Latinoamericana de Recicladores. También es miembro de una cooperativa. “Quiero decirles lo que este proyecto significó para mí. Personalmente, contribuyó a mi empoderamiento en el movimiento y a un mayor sentimiento de autonomía”, dijo. También señaló que el proyecto les permitió a las mujeres incluir el tema del género en la agenda del movimiento nacional y a aumentar su autoestima como mujeres y trabajadoras. “Produjo muchos efectos positivos”, añadió. “Este año, las mujeres exigieron al presidente del MNCR que se incluyera a las mujeres en el comité nacional de recicladores. Y ello animó a las mujeres en otros estados de Brasil a dedicarse al empoderamiento. En San Paolo, se creó un capítulo de mujeres en el capítulo nacional”. Madalena expresó su esperanza de que el proyecto continuara y se expandiera para que otras mujeres también se beneficiaran de él. Melanie Samson señaló cinco puntos principales que para ella surgieron de las presentaciones:

  • Las presentaciones mostraron la importancia de la teoría del cambio de WIEGO. Había beneficios económicos claros que permitían a las mujeres ganar más dinero y hacer otras cosas. Es de vital importancia crear espacios para las mujeres en sus vidas.
  • De la presentación de Brasil, se destacó la necesidad de incluir a los hombres y de ser muy estratégicas al respecto. Tenemos que preguntarnos: ¿cuándo nos aliamos con los hombres y los incluimos?
  • Es crucial que se creen espacios nuevos y se amplíen los espacios existentes.
  • Tenemos que poder identificar las victorias que hemos obtenido ya.

 

Estamos hablando de un proceso a largo plazo que tiene consecuencias para la forma en la que trabajamos.

Preguntas y/o contribuciones

Miembros del público se sumaron a la discusión.

GeneralAssembly2014_P1250509-XL
Repon Chowdhury, LIE, Bangladesh: Mi pregunta está abierta a todas. ¿Cuáles son los tres retos de desarrollo principales al promover el desarrollo del liderazgo de las mujeres? Estoy buscando historias de éxito al abordar el equilibrio de género en el trabajo y que lidiaron con violencia sexual.

Guma Devi, GEFONT, Nepal: Cuando se estableció GEFONT no había ninguna mujer entre los líderes. Ahora, después de cinco años, el 33 por ciento son mujeres. En todos los programas, al menos un 33 por ciento de mujeres deben participar y por lo menos un 33 por ciento de hombres. Si los hombres también participan, se puede transmitir la perspectiva de las mujeres. Segundo: en algunos de nuestros programas, tenemos que pensar en los familiares. Si hay hombres en el panel, las mujeres tienen miedo y a la inversa. Por ello pensamos que tenemos que incorporar a los familiares para darles retroalimentación mediante el intercambio, para que pueda ayudar al desarrollo de las mujeres en el liderazgo.

Mariko Salamatou, UGSEIN, Níger: Hoy día soy la única Secretaria General en Níger, así que quiero entender por qué sucede esto y cómo presionar para que haya más mujeres líderes. El liderazgo siempre se transmite de la misma manera. Quiero decirles como el liderazgo de los hombres se perpetúa en África. Una cosa es la capacidad de leer y escribir, y un primer paso consiste en que más mujeres estén alfabetizadas. La segunda cosa es superar la pobreza. Las mujeres son más pobres que los hombres, y mientras no se supere esto, no habrá más mujeres líderes. Por tanto, sólo cuando se adquieren determinados medios es posible presionar por más liderazgo. Ahora tenemos una nueva ley nacional que requiere que por lo menos el 30 por ciento deben ser mujeres en todo.

Veronika Yunia Meliana, HNSA, Indonesia: Escuelas para mujeres son una iniciativa… para promover el liderazgo femenino, la organización comunitaria y la incidencia. Enfrentamos un desafío importante que se debe a ciertas barreras culturales y religiosas…estos dos factores son los factores principales que impiden que las mujeres participen más en nuestra comunidad.

Blanca Llerena González, FUTRAND, Venezuela: …todas las mujeres aquí son orgullosas y fuertes… La cuestión principal aquí es empoderarse y luchar por nuestros derechos: no los pidan, luchen por ellos.

Edith Kuteesa, NAWOU, Uganda: La violencia sexual es un reto. Trabajo con NAWOU (la Asociación Nacional de Organizaciones de Mujeres de Uganda). Nos dimos cuenta de que aunque capacitáramos a las mujeres para lidiar con ella, fracasábamos por la corrupción y otros factores. Así que abordamos a la policía y la incorporamos en nuestra capacitación. Después de todo, también son padres con hijos. Los capacitamos. Les presentamos casos en los que mujeres o niños habían sido violados, y ellos testificaron frente a los policías: “Fui a la comisaría y ustedes no me ayudaron”. Este tipo de acciones nos ha ayudado, y hay una reducción.

Sonia Dias, WIEGO: Quiero recalcar que la superación de todos los desafíos de género y la capacidad de obtener mejoras en términos de igualdad de género no ocurren mágicamente. Necesitamos políticas, necesitamos programas que realmente hagan frente al problema. No podemos esperar a la revolución para abordar los problemas de género.

Elaine Jones: Estos son procesos. Estamos hablando de superar problemas sistémicos arraigados, lo que no se puede lograr en un período de tiempo de tres o cuatro proyectos: necesitamos más tiempo para lograr un cambio verdadero.

Edwin Bett, KEFAT, Kenia: Estos desafíos requieren un enfoque proactivo en el que necesitamos realizar acciones afirmativas serias. Las bajas tasas de alfabetización de los trabajadores a domicilio es un impedimento y debemos ocuparnos de ello para darles una oportunidad a las mujeres.

Madalena Duarte, MNCR: Uno de los retos más grandes en este movimiento hacia la igualdad es crear respeto entre los hombres y las mujeres: y es ya un importante paso que estemos aquí compartiendo nuestras experiencias.